El domingo 26 de junio, el calendario cicloturista acoge una de sus pruebas de referencia, la Prueba Cicloturista Vitoria. Esta carrera de fondo que, celebra sus 40ª años, recorre la provincia de Álava pasando por algunos de sus rincones más emblemáticos –el embalse de Ullíbarri-Gamboa, la Sierra de Urbasa, el Parque Natural de Izki o el Puerto de Herrera-.

El 25 de junio de 1961, la Sociedad Ciclista Vitoriana organizó junto a otras peñas una prueba de cicloturismo en Vitoria de 250 Kilómetros, con cinco puertos de montaña que recorrieran los rincones más maravillosos de la provincia de Álava. Más de cincuenta años después, la Prueba Cicloturista Vitoria continúa celebrándose y ya se ha convertido en un referente en el calendario.

Organizada los años impares hasta 2002, esta prueba ha pasado a ser una cita anual ineludible. Aunque el recorrido ha sufrido modificaciones a lo largo de sus 40 ediciones, actualmente los participantes deben pedalear durante 204 kilómetros atravesando cinco de las siete cuadrillas de Álava, con un desnivel acumulado de 3.474 metros y altitudes comprendidas entre los 531 y los 1.109 metros.

El recorrido es tan bello como duro, ya que atraviesa parajes como la Sierra de Urbasa, la Montaña Alavesa, la Sierra de Cantabria donde las duras rampas del Puerto de Herrera suponen el estandarte de la marcha, o el Puerto de Zaldiaran.

La Prueba Cicloturista Vitoria ha limitado las inscripciones a 1.000 dorsales en su 40º aniversario. Todos los ciclistas interesados pueden apuntarse hasta el 23 de junio. Sin embargo, los precios de la inscripción varían según avanza la fecha y también si el ciclista es federado o no.

Noticias relacionadas

Más carreras de esta modalidad