La Copa Caja Rural BTT ha sido la primera competición en reanudar la competición a nivel nacional tras el parón provocado por el avance de la pandemia del Covid-19. Lo ha hecho esta mañana, en Estella, que además se ha estrenado como sede de este calendario tras la suspensión de la prueba Superprestigio MTB en la que estaba encuadrada este año. Ha sido una de los principales cambios del torneo que se ha celebrado con un importante protocolo de seguridad que han seguido correctamente tanto los espectadores, los jueces y técnicos y los propios participantes, con mascarilla en la línea de salida hasta que los jueces les han dado permiso para retirarla, siendo obligatorio que cada participante la guardase hasta el final de la prueba.


Con el nuevo reglamento, los corredores que la arrojen al suelo, serán descalificados. El tiempo no ha acompañado en el regreso de la Copa Caja Rural. El terreno de la prueba, organizada por el Club BTT Navarra, se ha endurecido para los participantes que han sufrido la incesante lluvia y el fuerte viento desde el arranque de la primera manga.

 

Próximas carreras