MTB Primera parte

Crónica de la Transpyr 2013 de Roses a San Sebastián

Crónica de la Transpyr 2013 de Roses a San Sebastián

Transpyr 2013. Conexión Pirineos…de Roses a San Sebastián en 8 etapas

 

Este año si!!!!! Después de quedarme en tierra en la edición 2012, por no tener pareja, este año, sin embargo, desde mayo, teníamos todo preparado para afrontar los 827 km y 18.270m+. Mi compañero de alegrías y penas iba a ser el gran Iñigo del Hoyo.

Queríamos hacerlo bien desde el principio y por eso decidimos contratar el pack Hotel que ofertaba la organización y el pack FullEquipe de +QUEBICI además de contar con el apoyo de bikezona.com . Íbamos como auténticos profesionales, durmiendo en hoteles en vez de polideportivos y olvidándonos de las bicicletas una vez llegados a meta, dejándolas en las profesionales manos de los mecánicos de +QUEBICI. Aun quedaba un mes y creíamos que íbamos con ciertas garantías de poder lograr nuestro objetivo, no otro que salir de Roses y llegar a San Sebastián por nuestros propios medios a lomos de nuestras monturas.

El primer contratiempo llegó 15 días antes de empezar la prueba. Iñigo del Hoyo, experto biker y gran aventurero, que iba a ser mi apoyo y mi guía en esos duros 8 días en los que iba a poner mi cuerpo y mi mente a prueba, por motivos laborales y sintiéndolo mucho, me comunica que no puede acompañarme en la Transpyr 2013.

Este suceso inesperado, me hace meditar sobre el hecho de volver a desistir en este reto que tanto ansiaba en conseguir. Sin embargo, al comunicarlo a la organización, como excepción, me dejan tomar parte de esta gran aventura en solitario.

 

Llegada a Roses

El día 5 de Julio y tras un buen descanso y preparación tras la Quebrantahuesos 2013, pongo rumbo a Roses en solitario, con incertidumbre de si seré capaz de lograr el desafío de atravesar en 8 días los Pirineos.

Tras unas cuantas horas de coche, llego por fin a Roses.

La atención de la organización fue excepcional. Siento que esa va a ser parte de mi familia durante los siguientes 8 días, lo que hace que me tranquilice y me sienta a gusto.

Recojo el dorsal, conozco a la que será mi masajista, Judith, y busco mi hotel para dejar la bici y la maleta. Una vez en el hotel, descubro que mi compañero de habitación será el increíble Kim Forteza, todo un experto en estas grandes pruebas y un experto preparador de grandes bikers, como es el caso de Jose Antonio Hermida.

Kim va a hacer la Transpyr Road. Atención a esta prueba para apasionados de la carretera. Puertos inéditos y muchos conocidos para también cruzar de punta a punta los pirineos. Seguro que triunfa!

A las 20:30 estábamos sentados todos los que al día siguiente partíamos dirección Donostia escuchando mientras cenábamos el briefing explicativo de en lo que iba a consistir la primera etapa. Cuál es mi suerte, que me senté al lado de los que ya iban a ser mis compañeros inseparables estos días. Albert y David del equipo Sant Cugat 1; Pipo y Adolfo del Team Gore-Tex, y Kiko, buena gente de Sant Cugat.

Rumbo al oeste…

 

1ª Etapa. Roses-Camprodon. 117 km. 2.200 m+.

La primera etapa. Tras el briefing del día anterior, parece que ésta, será un mero trámite. Nos separan de Camprodon 117 km y 2.220m. Reservas a tope, nervios, y suena el cohete…Pummmm!!!! Salimos!!!! Salida neutralizada hasta las afueras de Roses. Se nota que hay ganas, cualquiera diría que nos esperan 117 km hasta meta… La primera zona es llana y con bastante polvo, lo que hace que rodemos a una velocidad de vértigo, al menos hasta el kilómetro 35, donde nos esperan las primeras rampas duras y varios sectores de senderos. Encaminándonos hacia el último tercio de etapa, nos adentramos ya en el pirineo catalán, donde nos encontramos las primeras “emboscadas” de nuestra aventura. Este último sector nos hace sufrir de lo lindo ya que muchas subidas son imposibles y hay que caminar, el calor aprieta muy fuerte –mi garmin marca una temperatura máxima de 44 grados- y en los descensos no te puedes despistar ni un segundo, por lo que en algún momento, llegamos a calificarlo de “agónico”.

La Transpyr nos da su carta de presentación, el primer día, “Zas!”, en toda la cara! Nos damos cuenta que ninguna etapa será fácil, no nos podemos confiar. Esto son los pirineos.

Por fin, llegamos a Camprodon, eufóricos tras algo más de nueve horas de etapa, entro de la mano con Kiko tras cruzar el precioso puente medieval.

Ahora toca, reponer fuerzas y descansar para la etapa del día siguiente.

Elizondo aparece antes de tiempo, camino a La Seu…

2ª Etapa. Camprodon-La Seu d’Urgell. 113 km. 2.250 m+.

El fresco de la mañana con el que nos despertamos, se nos olvida nada más salir de Camprodon dirección La Seu d’Urgell con la dura ascensión a la Collada Verda. 13 kilómetros de duras rampas, que nos dan la bienvenida a las primeras montañas. El descenso, muy rápido, nos lleva directamente al primer avituallamiento del día. Desde allí, épica ascensión donde voy a conocer a dos grandes protagonistas de mi Transpyr 2013, Saúl y Joseba del equipo de Elizondo. La subida, preciosa, se agradece una primera zona de sombra, entre pinos, continúa con una pradera verde en la que cada uno define su trazada hasta llegar a un singletrack donde solo los más fuertes y hábiles, logran pasar sin desmontarse. 

A nosotros nos toca caminar un poco y ahí comienza la tortura de Joseba, que tras tanto caminar el día anterior con sus flamantes zapatillas nuevas –error-, tiene unas ampollas del tamaño de una moneda de dos euros. Me siento fuerte, aunque no me confío y sigo guardando fuerzas ya que aun nos quedan unos 50 kilómetros para llegar a meta.

Tras coronar y contemplar las bucólicas vistas del Moixeró, nos lanzamos, enlazando tramos de sendas de vacas, caminos e incluso una parte de carretera de alta montaña hasta conectar con la estación de esquí de La Molina, donde nos relajamos un poco en el segundo avituallamiento del día, dando cuenta a un par de boles de pasta que nos tenía preparada la organización.

Dejamos La Molina y tras un descenso de bonitos senderos donde nos marca la trazada el bueno de Saúl, llegamos a la población de Alp, adentrándonos en la baja Cerdanya entre pistas rápidas con mucho polvo, repechos cortos, pero durísimos, y un sinuoso sendero con fuertes sube y baja a la izquierda de rio Segre.

Llegamos a los últimos kilómetros con fuerzas, sabiendo que todo lo que queda es un suave descenso por carretera, en el que nos vamos dando relevos los tres para llegar juntos a La Seu d’Urgell y completar la etapa en algo más de siete hora y media.

Tras llegar a meta, y con el cansancio que llevas después de muchas horas encima de la bici, comienza el buscar el hotel –si lo tienes-, llevar la bici al stand de +Quebici –para que la bici este perfecta la día siguiente- y la cita imprescindible también con el equipo de masajes de +Quebici.

Después de todo esto, nos juntamos la gente de Sant Cugat, Elizondo y este bilbaíno que escribe, en la piscina municipal, refrescándonos del tremendo calor con un buen chapuzón.

Cena, helado y a descansar. Mañana etapa reina…

continuará .... 

 

Inscríbete aquí en la Transpyr 2014 y vive la aventura


TRANSPYR 2013
Más info. de este evento

 TRANSPYR 2013

Se celebra del 06/07/2013 al 13/07/2013

Comentarios de la Noticia

Para participar en los debates tienes que estar registrado en Bikezona

Si ya lo estás puedes ir a:

Más noticias del evento TRANSPYR 2013
Añadir