MTB Algunos trucos

¿Qué buscar en una bicicleta de montaña?

¿Qué buscar en una bicicleta de montaña?

Lo más importante de las bicicletas de montaña no es el hecho de que lucen increíbles, sino que de ellas depende tu seguridad al rodar en sitios extremos. Los aventureros más competitivos saben que su integridad es primero, por eso hoy te explicaremos qué buscar en tu próxima bici.

Las bicicletas de montaña están diseñadas para soportar el impacto de caminos irregulares y empinados, pero no todas tienen la misma calidad y por eso son una inversión que hay que hacer después de comparar a fondo varios modelos.

Lo ideal es equilibrar un buen precio con una marca reconocida, como las bicicletas de montaña en Coppel. Antes de elegir la tuya, considera los siguientes tips de los expertos.

1.- Conoce la talla de bicicleta que necesitas

Antes que nada, la rodada no es lo mismo que la talla, sino la cantidad de pulgadas en el diámetro de las llantas. Más adelante hablaremos de ella, pero de inicio lo que nos interesa es el tamaño del marco o cuadro de la bici.

La talla se mide de la altura máxima del tubo del asiento al eje central de la biela. Si mides:

  • Menos de un metro sesenta, tu talla es extra chica.
  • Entre 1.60 y 1.75 metros la talla es chica.
  • De 1.75 a 1.80 metros se considera mediana.
  • De 1.80 a 1.90 es talla grande.
  • Para personas de más de 1.90 siempre se necesita una bici de montaña extra grande.

Otra manera sencilla de identificar qué talla de bicicleta de montaña necesitas es medir la altura de tu entrepierna al piso y multiplicarla por 21: eso te arrojará la talla en pulgadas.

Recuerda que estas son medidas aproximadas porque todos los cuerpos son distintos. Nunca compres una que solo te quede cómoda a la altura máxima ó mínima del asiento, porque eso significa que necesitas una talla más o una menos.

¿Y la rodada?

La rodada estándar de las bicicletas de montaña es de 26 pulgadas. Tienen la ventaja de ofrecer una respuesta y una aceleración máxima bastante rápidas, pero para rutas muy irregulares o largas es mejor una rodada 29, especialmente si eres una persona alta.

Si eres de estatura baja, es preferible elegir una rodada 26 pero compensarla con una suspensión doble.

2.- Elige la suspensión

Las bicicletas de montaña pueden tener suspensión delantera o doble (también conocidas como full suspension). Si eres principiante con el ciclismo de montaña y harás rutas relativamente sencillas, puedes optar por una bici con suspensión delantera.

Las de doble suspensión necesitan más mantenimiento y son más costosas, pero son mucho más cómodas y eficientes en rutas difíciles. Los ciclistas experimentados que buscan retos extremos tienden a preferirlas.

3.- Distingue los tipos de bicicletas de montaña

Hay tres tipos principales:

  • Las bicicletas tipo sport, que normalmente traen suspensión delantera y, como ya mencionamos, son ideales para principiantes. 
  • Las XC, que son para competencias en tramos “sencillos” y por ello son más ligeras y veloces, aunque son más difíciles de maniobrar. Generalmente tienen un marco de fibra de carbono. 
  • Las bicicletas tipo Trail están diseñadas para brindar un máximo amortiguamiento y seguridad en tramos escarpados y muy irregulares, por lo cual cuentan con doble suspensión.

4.- Familiarízate con los tipos de frenado

Las bicicletas de gama baja suelen tener frenos tipo V-brake, que tienen una mecánica bastante sencilla y perfecta para tramos más o menos planos. Sin embargo, causan complicaciones en bajadas muy escarpadas y demandan demasiada fuerza en las palancas.

Si te vas a lanzar a lo desconocido en rutas demandantes, siempre busca que tu bicicleta de montaña cuente con frenos de disco, de preferencia hidráulicos. Quizá la inversión aumente un poco, pero el nivel de comodidad y seguridad que ofrecen este tipo de frenos realmente lo vale.

También te puede interesar