MATERIAL Una fábrica inteligente y totalmente conectada

Berria Bike amplía sus instalaciones y aumenta un 60% su producción de bicicletas

Berria Bike amplía sus instalaciones y aumenta un 60% su producción de bicicletas
  • El centro de producción Berria Bike, ubicado en Villarrobledo (Albacete), aumenta su espacio hasta los 3.000 m2 y se convierte en una fábrica inteligente, totalmente conectada y que permitirá a cada cliente seguir el estado de producción de su bicicleta 
  • Esta ampliación de instalaciones ha supuesto duplicar la plantilla, con la creación de 20 nuevos puestos de trabajos, la mayoría de ellos provenientes de la misma zona donde se localiza la compañía, que apuesta por desarrollar tejido industrial y tecnológico en la denominada “España vaciada” 
  • La firma suma una nueva línea de producción a las cuatro líneas con las que ya contaba para abordar la fabricación en serie de grandes tiradas y modelos personalizados

Berria Bike sube otra marcha en sus planes de expansión con la ampliación de su fábrica de Villarrobledo (Albacete), que permitirá a la compañía abordar la creciente demanda internacional de sus bicicletas de altas prestaciones. Gracias a esta remodelación, que también ha incluido un importante proceso de digitalización, las instalaciones de la marca pasan de 2.500 a 3.000 m2 y asientan la estructura necesaria para aumentar hasta un 60% su capacidad productiva a partir de 2022.

De esta manera, la firma española especializada en el diseño y fabricación de bicicletas premium y de competición personalizables, se prepara para la fabricación de hasta 200 bicicletas al día gracias a una nuevalínea de producción y ensamblado, que se suma a las cuatro líneas con las que ya contaba la marca para abordar la producción en serie de grandes tiradas, así como la creación de modelos exclusivos en el caso del servicio de personalización de la firma. Asimismo, el espacio destinado a almacenaje también se ha visto incrementado, con el objetivo de aumentar la eficiencia logística de todo el centro y optimizar la gestión del stock.

“Nuestro punto de mira a corto plazo está puesto en Europa, donde ya estamos presentes en países con una importante tradición ciclista, como Holanda e Italia, y donde vemos grandes oportunidades para seguir abriendo mercado como es el caso de Francia y Reino Unido, entre otros. La ampliación de nuestras instalaciones es un paso previo y necesario para conducir con garantías nuestro plan de expansión internacional, que en 2022 esperamos que se traduzca en alcanzar un 20% de ventas en el exterior”, explica David Vitoria, exciclista profesional, CEO y cofundador de Berria Bike.

Para David Vitoria también es destacable el impacto económico local del proyecto: “La ampliación trae consigo duplicar la plantilla, con la incorporación de 20 nuevos profesionales a la compañía, que se sumarán a los otros 20 puestos ya existentes. Perfiles que han ido a reforzar los equipos de producción, logística, postventa y administración, entre otros. La práctica totalidad son de la misma zona donde se ubica nuestra planta, y esto algo que hemos buscado intencionadamente. Queríamos buscar talento local para crecer a nivel global, porque confiamos plenamente en esta fórmula”, destaca el directivo, quien apuestas de manera decidida por desarrollar tejido industrial y tecnológico en la denominada “España vaciada”.

Una fábrica inteligente y totalmente conectada

Las nuevas instalaciones de Berria Bike han supuesto un paso más allá tanto en el aumento de espacio como en la capacidad de producción, con una importante apuesta por la transformación digital para crear una auténtica fábrica inteligente, conectando sus diferentes áreas de trabajo para monitorizar en tiempo real hasta el más mínimo detalle. Este nuevo avance en digitalización optimizará el control de los procesos, pero también ofrecerá ventajas directas para los clientes, que podrán hacer un seguimiento en tiempo real del estado de producción de su bicicleta y de cada fase en la que se encuentre, desde su pedido con las diferentes personalizaciones hasta el momento de la entrega.

“Desde sus inicios, Berria Bike ha abrazado el equilibrio entre el mimo por un desarrollo casi artesanal de cada bicicleta con los beneficios que ofrece un modelo de industria 4.0. En un principio optamos por esta forma de trabajar con naturalidad, sin pensar que lo hacíamos podría etiquetarse como ‘smart industry’. Para esta nueva etapa, hemos sido conscientes en todo momento de lo que las nuevas tecnologías podrían aportarnos y de cómo queríamos integrarlas para seguir mejorando tanto nuestro centro productivo como la experiencia de nuestros clientes”, concluye Vitoria.

También te puede interesar