Cerrar

Nuestra web utiliza cookies para mejorar la navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Es una práctica habitual y segura. Entendemos que si navegas por nuestra web, aceptas su uso. Más información »   

CARRETERA Ford con la selección

Despedida oficial a La Roja antes de partir a Melbourne

Despedida oficial a La Roja antes de partir a Melbourne

Por segundo año consecutivo, Ford quiso despedir a la selección española de ciclismo antes de su salida –mañana por la mañana- hacia Melbourne, Australia, donde se disputarán los Campeonatos del Mundo de ciclismo. Para ello se ofreció una recepción en el concesionario de Deysa Ford en el Campo de las Naciones de Madrid, seguida de una rueda de prensa. 

Un acto que sirvió para que Santiago Sáez, director de marketing de Ford España, anunciara la renovación del acuerdo entre Ford España y la Real Federación Española de Ciclismo, por el que la marca va a ser Coche Oficial de la Selección hasta 2012, culminando esta colaboración en los Juegos Olímpicos de Londres. 

Al mismo acudieron casi todos los integrantes del equipo español -Óscar Freire, Juan Manuel Gárate, Imanol Erviti, Luis León Sánchez, Francisco José Ventoso, Carlos Barredo, Joaquim Rodríguez, Haimar Zubeldia y Rubén Plaza-. Y es que a última hora se registró la baja de Samuel Sánchez, que por el grave accidente de un familiar cercano, que le impidió su presencia y que le obliga a retrasar su viaje a Australia, aunque el propio corredor indicaba que  “respetando con el máximo rigor el programa de entrenamientos y plan de aclimatación para ofrecer al equipo el mayor de mi rendimiento y profesionalidad”. 

Juan Carlos Castaño, presidente de la RFEC, recordaba que el objetivo es ganar el Mundial con Oscar Freire, lo que supondría “un hecho histórico por ser el primer corredor que lograse cuatro mundiales”, a la vez que señaló que los dos últimos Mundiales celebrados fuera de Europa tuvieron color español, el de Abraham Olano en Colombia 1996 y del Igor Astarloa, en Canadá 2003. 

El presidente hizo alusión a las camisetas especiales diseñadas para la ocasión y que llevaban los corredores, con “una estrella de cinco puntas que simbolizan los cinco títulos mundiales logrados por nuestros profesionales hasta la fecha: los tres mencionados de Freire junto a los de Olano y Astarloa, y dos estrellas más pequeñas, de los títulos contrarreloj de Indurain y Olano”. 

A continuación el seleccionador nacional, José Luis de Santos, se refirió al orgullo que sentía “al dirigir a un equipo con tanta calidad profesional y humana” y dijo que no sería un fracaso no ganar el Mundial. “El fracaso sería no estar en condiciones de ganarlo y pìenso que lo estamos”. 

Finalmente Freire, que fue abordado por todos los medios de comunicación presentes, dijo que “es un circuito que me va, me siento apoyado por una de las selecciones más fuertes de los últimos años”, y señaló a Hushovd como el principal rival”.

También te puede interesar