Cerrar

Nuestra web utiliza cookies para mejorar la navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Es una práctica habitual y segura. Entendemos que si navegas por nuestra web, aceptas su uso. Más información »   

MATERIAL Tras un estudio con Mikel Zabala y el ciclista Carlos Coloma

Las bicicletas eléctricas equiparan y compensan diferentes niveles de estado de forma física

Las bicicletas eléctricas equiparan y compensan diferentes niveles de estado de forma física

Un estudio realizado por el preparador físico Mikel Zabala y el ciclista Carlos Coloma concluye que el uso de las bicicletas con pedaleo asistido compensa el rendimiento a favor de las personas menos entrenadas

 

Con motivo de la Cofidis Madrid eBike City que se celebra esta semana en la capital, el medallista olímpico de mountain bike Carlos Coloma y su entrenador y responsable de rendimiento del equipo ciclista profesional Movistar Team han elaborado un informe comparativo entre el uso de una eBike o bicicleta eléctrica, que complementa el pedaleo del ciclista mediante un motor eléctrico y la bicicleta tradicional mecánica.

Tras varias pruebas en una exigente subida de un kilómetro en la que Coloma y Zabala han utilizado ambas bicicletas jugando con los tres niveles de ayuda eléctrica, ambos han llegado a la conclusión de que el uso de la eléctrica complementa perfectamente a la mecánica favoreciendo más al ciclista menos entrenado.

“Gracias al uso de la eBike yo puedo acompañar a Carlos, un medallista olímpico, en su entrenamiento”, comenta Zabala. En las pruebas en las que ambos llevaban una bicicleta mecánica, la diferencia en realizar ese kilómetro rondaba los 2 minutos, mientras que usando ambos una eBike al máximo rendimiento (modo boost) se reducía a tan sólo 13 segundos: “La ebike me es muy útil para entrenarle, irme a hacer series o técnica con él, algo que no podría hacer con una bicicleta normal”.

Las bicicletas eléctricas también nos dan otras posibilidades, como en el caso de que varias personas con cualidades o con un rendimiento físico diferente salgan a rodar juntos, ya que dependiendo del nivel de ayuda eléctrica elegido se pueden igualar su rendimiento.

Por otra parte, las eBikes te permiten regular tu esfuerzo y adaptarlo al desnivel de la ruta elegida. En este caso no es el desnivel del terreno el que marca la dureza o lo exigente que puede resultar la ruta, sino que será el propio biker el que decida a su voluntad el nivel de esfuerzo que quiere emplear.

“Lo mejor que tienen las ebikes es que cualquiera puede adaptar su nivel de esfuerzo”, explica Coloma. “Con una eléctrica puedes unirte a cualquier grupo y salir con gente que ya tenías olvidada porque no has podido entrenar al mismo nivel que ellos por trabajo o por tiempo”.

Con este estudio queda más que demostrado que las bicicletas eléctricas ya no son el futuro, son el presente, pero en ningún caso han llegado para sustituir a las mecánicas. Son una alternativa perfecta para aquellos bikers cuyo estado de forma física no les permite disfrutar y compartir su afición por la práctica ciclista.

También te puede interesar