Close

Nuestra web utiliza cookies para mejorar la navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Es una práctica habitual y segura. Entendemos que si navegas por nuestra web, aceptas su uso. Más información »   

Noticia Publicada: lunes, 03 de diciembre de 2018 en la sección de Carretera
  • Compartir en facebook
  • Compartir en twitter
  • Compartir en googleplus
  • Compartir por email

CARRETERA FRUTOS DEL VIVERO DE BARBASTRO

Los juveniles Pablo Ara y Pau Miquel refuerzan al Equipo Lizarte

Los juveniles Pablo Ara y Pau Miquel refuerzan al Equipo Lizarte

El Equipo Lizarte continúa confeccionando su plantilla para la temporada 2019. Tras los fichajes del sub23 catalán de segundo año Ferran Robert y de los juveniles Íñigo Indurain y Sinuhé Fernández, llega el turno de dos corredores del Turismo Villanúa, actual denominación del equipo juvenil del Club Ciclista Barbastro: el jacetano Pablo Ara y el catalán Pau Miquel.

El equipo juvenil del Club Ciclista Barbastro, históricamente denominado Huesca La Magia y dirigido por Guillermo Tomás, es uno de los viveros más prolíficos del ciclismo español, cuyos frutos suelen madurar en el Equipo Lizarte. Éste fue el itinerario seguido por dos ciclistas ahora asentados Movistar Team: el fiable gregario Jorge Arcas y el ganador de la última edición de París-Niza, Marc Soler. También subieron por esta escalera más recientemente Jaime Castrillo, actual corredor de Movistar Team que fue 6º en el pasado Mundial sub23, y Sergio Samitier, ganador de la Copa de España sub23 que evoluciona en Euskadi-Murias. En las filas de la plantilla 2018 del Equipo Lizarte figuran otros ocho corredores pasados por el club oscense: Miguel Briz, Raúl Rota, Roger Adriá, Álex Jaime, Jordi López, Álex Ruiz, Kiko Galván, primer clasificado del Torneo Lehendakari, y Martí Márquez, ganador del Torneo Euskaldun.

Pablo Ara (2000, Jaca) procede de una estirpe de ciclistas. “Mis dos hermanos mayores, Alberto y Nacho, han competido en carretera”, cuenta. “Desde que era pequeño íbamos a las carreras y me encantaba”. Fue por ello que se apuntó a una escuela ciclista con sólo siete años y creció enamorado de la bicicleta para convertirse en un corredor de perfil escalador. “La subida es mi terreno favorito; en los demás sufro un poco todavía”. La pasada temporada logró clasificarse entre los diez primeros del Campeonato de España en línea juvenil (9º) y proclamarse campeón de Aragón. Ahora conocerá la categoría sub23 vestido de rosa, compaginando el ciclismo con los estudios de Ingeniería Mecánica en la Universidad Pública de Navarra.
Pau Miquel (2000, Sant Quirze del Vallés) fue uno de los juveniles más brillantes del panorama español en 2018, con varias convocatorias para competir con la selección nacional y una victoria en la Cursa Llobregat, prueba perteneciente a la Copa de España. “Soy un ciclista bastante completo, capaz de defenderse en todos los terrenos”, se define antes de ir un paso más allá: “Creo que mis principales cualidades son la ambición y las ganas de aprender”. El barcelonés lleva cuatro años compitiendo sobre la bicicleta de carretera después de dar sus primeros pasos en la escuela de MTB de Sabadell, en la que coincidió con el también ciclista rosa Roger Adriá.

Foto de Martín Early




Comentar la noticia