Cerrar

Nuestra web utiliza cookies para mejorar la navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Es una práctica habitual y segura. Entendemos que si navegas por nuestra web, aceptas su uso. Más información »   

Hace poco ya os informamos que detrás de las siglas WRC (World Race Conor) hay detrás un excelente trabajo de selección de accesorios y componentes para nuestras bicicletas, que la marca navarra pone a nuestra disposición con una relación calidad/precio increíble.

Hoy os vamos a hablar sobre dos productos que han llegado a nuestra redacción para ver  y ser vistos, concretamente la luz delantera WRC AL204 y la luz trasera WRC PL325R.

Luz delantera WRC AL204 potente y compacta

El nuevo foco WRC AL204 está construido enteramente en aluminio color negro mate y color plata en bordes y alrededor del único pulsador que aúna todas las funciones del dispositivo. Su tamaño es muy reducido, y su volumen lo podríamos comparar como el que ocupa un mechero.

Con el accesorio de anclaje al manillar y teniendo en cuenta que incorpora también una batería interna no extraíble  su peso es muy reducido, de tan solo 109 g.

Esta luz cuenta con dos focos LED de bajo consumo y tiene tres potencias: baja, media y alta, llegando con esta última hasta los 500 lúmenes. Además cuenta con tres tipos de luz en ráfaga.

Para su recarga cuenta con un cable USB que se conecta al AL204 por su parte posterior levantando una pequeña pestaña de goma de cierre hermético, para evitar el paso de humedad y suciedad.

Esta potente y compacta luz delantera ya la puedes encontrar en los principales comercios por un precio de tan solo 45 €.

Ráfagas para ser visto con la luz trasera WRC PL325R

Un elemento que ya es imprescindible para circular con nuestra bicicleta, tanto de día como de noche, es la luz trasera, dispositivo que nos hace visible para el resto de vehículos. Por ello resulta muy importante elegir bien esta luz piloto, ya que de ello depende nuestra seguridad.

La nueva luz trasera WRC PL325R es una solución perfecta. Su carcasa está realizada en plástico reforzado y cuenta con una hilera de LED de bajo consumo, que cubre todo su contorno rectangular. En su zona central disponemos de un único pulsador en goma, además del piloto que nos indica el nivel de carga de su batería interna no extraíble. Su reducido tamaño no significa para nada, que no contemos con una potente luz de 15 lúmenes, más que suficiente para que se nos vea a distancias de hasta 200 metros.

Con una sola pulsación de su botón de encendido ya ponemos en funcionamiento su iluminación por ráfagas continuas, y si lo pulsamos una segunda vez estás ráfagas serán de dos pulsos, una parada y otra vez dos pulsos y así sucesivamente. Para su apagado debemos accionar el botón dos veces seguidas. Este dispositivo por tanto cuenta con tres tipos de iluminación por ráfaga.

El peso de la WRC PL325R es de tan sólo 35 gramos incluida la batería interna, y  además  cuenta con dos accesorios para su anclaje: uno para tijas de sillín (de 18 gramos) y otro para parrillas o alforjas (de 5 gramos).

Para su recarga cuenta con un cable USB que se conecta por su parte posterior levantando una pequeña pestaña de goma de cierre hermético, para evitar el paso de humedad y suciedad.

El precio de esta unidad es de tan solo 17 €. 

Para más información: Luces WRC de Conor  

Fabricado por: CONOR

Otras noticias de conor

También te puede interesar