Close

Nuestra web utiliza cookies para mejorar la navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Es una práctica habitual y segura. Entendemos que si navegas por nuestra web, aceptas su uso. Más información »   

Noticia Publicada: miércoles, 17 de julio de 2019 en la sección de Material
  • Compartir en facebook
  • Compartir en twitter
  • Compartir por whatsapp
  • Compartir por email

MATERIAL TE EXPLICAMOS LOS DIFERENTES TIPOS

Portabicicletas para el automóvil

Portabicicletas para el automóvil

¿Tiene la necesidad de llevarse su bicicleta de viaje en coche? Podrá hacerlo con algunos modelos de coche, que tienen espacio para guardar una bicicleta en su interior, sobre todo si desmonta las ruedas. No obstante, esto puede resultar incómodo para muchos propietarios, porque las bicicletas pueden dañar la tapicería u otros elementos del interior del Vehículo.

Por ejemplo, este accesorio para un portabicicletas se puede comprar en la tienda en línea Autodoc.es

Según el tipo de soporte, se pueden encontrar tres tipos de portabicicletas: instalados en el portón del maletero, en el techo o en la parte de atrás del coche, utilizando una barra de remolque. Cada tipo de portabicicletas tiene sus propias características, así que vamos a saber un poco más de ellas:

- Instalados en la parte trasera del coche. Estos portabicicletas son baratos, fáciles de instalar y no se necesitan herramientas para hacerlo. Básicamente son un marco con correas y brazos de soporte. Los ganchos van sujetos a los extremos del portón del maletero y los brazos van reclinados sobre distintas partes del coche (parabrisas trasero, parachoques o sobre la misma puerta del maletero). Por lo general, los portabicicletas de este tipo permiten llevar una o dos bicicletas.

- Instalados sobre el techo del coche. Este tipo de portador para bicicletas solo se encuentra disponible para coches que llevan rieles y barras en el techo. Por lo tanto, puden instalarse en coches que cuenten con esta característica de fábrica (por ejemplo, crossovers, todoterrenos o camionetas) o instalándole los rieles en el techo después. Son unos portabicicletas muy seguros y estables. Además, no entorpecen la visibilidad o el acceso al maletero del coche ni tampoco tapan la iluminación trasera del coche. Por otra parte, permiten llevar más de 2 bicicletas. La principal desventaja de estos son la incomodidad a la hora de subir las bicicletas, por la altura del techo y por el propio peso de la bici. También es un inconveniente que empeoran la aerodinámica del vehículo. No puede olvidarse de las bicicletas cuando conduzca por sitios con poca altura, como por ejemplo por túneles, puentes o al entrar al garaje.

- Instalados por medio de una barra de remolque. Es el que proporciona un más cómodo acceso a las bicicletas que se transportan, pues garantizan una sujección de confianza y además llevan luces aparte de un soporte de instalación para la matrícula. Comparado con los portabicicletas de techo, ahorran combustible al no empeorar la aerodinámica. Como desventajas, resultan más caros, porque se debe tener una barra de remolque o una bola ya instalada. Existen modelos de portabicicletas que pueden inclinarse, incluso con las bicicletas encima, permitiendo así acceder al maletero. Por otra parte, las bicicletas que lleve pueden llegar a exceder la anchura del coche, razón por la que deberá conducir teniendo en cuenta la anchura más amplia de su coche.



Comentar la noticia