MATERIAL Vídeo + análisis por Joseba León

Test a fondo: Rose Thrill Hill 3

Test a fondo:  Rose Thrill Hill 3

Alguno no la conocerá todavía,  pero resulta que RoseBikes es una marca alemana con una larga tradición en el mercado europeo y con un enorme catalogo lleno de accesorios, componentes y bicis de carretera, monte, enduro, descenso, ciclocross, paseo...

Tienen capacidad de producción como para permitirse marcar tendencias con diseños y filosofías propias, y además dominan el sistema "fabrica-cliente", prescindiendo de distribuidores y tiendas, para ofrecer precios prácticamente sin competencia.

De hecho, en Alemania son número uno en ventas, y junto a la otra marca de venta exclusiva por internet que todo el mundo conoce, están haciendo temblar los cimientos del comercio en el mundo de las bicis... Aun sigues pensando que es una marca más?

 El modelo ThrillHill es una buena referencia en el catalogo de RoseBikes, doble suspensión con ruedas de 27.5” para cicloturismo de lujo o pruebas exigentes de maratón.

Reflexionemos: Muchos usuarios están abandonando las antiguas dobles suspensiones de 26 pulgadas, cambiándolas por rígidas de 29 porque se supone que ofrecen un rendimiento similar. Hay que reconocer que en muchas ocasiones las dobles suspensiones de 29 pulgadas son enormes tanques tan capaces de todo que camuflan un poco las sensaciones, y pocos ciclistas son capaces de aprovecharlas a tope.

Pero ante la llegada de la rueda intermedia, tal vez veamos un nuevo resurgir de las dobles suspensiones maratonianas y con ellas la agradable sensación de llevar un amortiguador entre las piernas.

 Cuadro de fibra de carbono, incluidas las vainas que están unidas a los larguísimos tirantes sin rodamientos y confiando la articulación de las punteras traseras a la flexión del propio carbono. El corto amortiguador RockShox Monarch ofrece más de 100 mm. a la rueda trasera, y sigue la línea del tirante en paralelo a la pequeña bieleta que articula de manera muy discreta. Es un concepto tan limpio y estético que casi parece un modelo rígido.

Por supuesto nos encontramos todos los estándares modernos de gama alta: Dirección cónica, pedalier BB30, frenos PostMount, ejes pasantes, cableados internos, y otros detalles como la posibilidad de instalar un desviador DirectMount atornillado directamente a tubo vertical, un cierre rápido de sillín muy efectivo y ligero, y una elegante pintura a prueba de rayadas.

No hemos tenido la oportunidad de pesarlo al desnudo, pero apostamos a que está por debajo de los dos kilos con el amortiguador incluido. El montaje para la ocasión no tiene apenas puntos débiles. Horquilla RockShox SID con el bloqueo mecánico al manillar, el pequeño botón accionado por cable funciona tan bien que parece que llevemos el modelo superior hidráulico.

El grupo XX1 monoplato de Sram es lo más sencillo, ligero y eficaz. Le va como anillo al dedo a esta bici y realmente creemos que en un futuro todas las transmisiones serán así. Frenos Formula RC1 con discos de 180mm y arañas de aluminio anoizado, no solo son potentes sino que además son preciosos.

Se agradece ver en las ruedas la tecnología que ofrece Mavic con sus Crossmax SLR. Cuando casi todas las marcas ofrecen ruedas de diseño propio con dudosa procedencia, en RoseBikes eligen acertadamente al gigante de las ruedas Mavic. Lo mismo pasa con los componentes Ritchey Trail, que son una declaración de seguridad.

La tija, el manillar y la potencia pertenecen a una gama más enfocada al enduro, ofreciendo una solidez que realmente se nota al conducir. El sillín Italia SLR con raíles de titanio es un clasico entre los culos de los bikers más expertos, es cómodo pero necesita un rodaje de dos o tres días hasta que te acostumbras a su tacto duro.

El peso de la ThrillHill en talla L es de menos de 10 kilos, y eso que no lleva ningún accesorio ultraligero, por lo que los fanáticos del peso tienen una buena base en la que aligerar. Con este montaje prácticamente tope de gama, Rose hace el esfuerzo de dejar el precio oficial por debajo de los 4000 euros, una cifra que en las tiendas solo te la pueden ofrecer si antes has tenido un duro regateo con algún modelo con descuento.

De todos modos si algún componente no te agrada, RoseBikes te ofrece la posiblidad de elegir personalizadamente cada accesorio desde su potente configurador de bicis. Todo en castellano y superintuitivo en la web www.rosebikes.es

La Rose Thrill Hill en vídeo

Probada en competición 

 Que mejor test que una competición, por lo que nos llevamos la ThrillHill a la prueba de Apuko Igoera.

A 15 minutos de Bilbao arrancan la temporada en pleno invierno con un recorrido explosivo, duro y técnico.

Más de mil metros de desnivel en apenas 23 kilómetros. Primero todo subir por pistas fáciles, y después todo bajar por los peores sitios imaginables; barro, piedras, raíces, saltos, trialeras..., o sea una gozada!

 Nada más empezar bloqueo las suspensiones y me concentro en sufrir en una subida constante de media hora. La ligereza se nota y tras una mala salida pronto alcanzo la cabeza.

Apenas flexa nada y prácticamente voy como en una rígida. Mediada la carrera empiezan las zonas técnicas y es cuando intento apurar al máximo cada centímetro de las suspensiones. Como no me fiaba de los ligeros neumáticos  Schwalbe Rocket Ron, he instalado unas cámaras reforzadas con liquido de 430 gramos (atención, pesan más las cámaras que las cubiertas), y en combinación con el taqueado agresivo me ofrecen un rendimiento espectacular. Los alemanes hacen bicis largas y estables, y la seguridad que me ofrece bajando es brutal.

Además el manillar es ancho, la potencia solida, los puños atornillados, frenos potentes..., todo es casi como en una bici de enduro.

En cabeza de carrera estamos tres bikers en menos de un minuto, y en un terreno tan complicado hay que estar muy atento. Justo antes de empezar el último descenso a meta aprovecho a bajar tres centímetros el sillín y entonces estoy convencido de poder ganar. Salto dos cortados seguidos con caída al plano para intentar atajar unos metros, atravieso trialeras llenas de piedras pegando llantazos, subo y bajo piñones sin embragar haciendo triscar la cadena, apuro las frenadas hasta poner los discos al rojo vivo, noto como hago tope con las suspensiones...

El cuarto clasificado viene muy lejos y aunque rompiese la bici llegaría a meta tercero, por lo que arriesgo al límite para intentar ganar. Son tales los golpes que recibe la bici que incluso pienso que tal vez se parta la bici por la mitad...

Sin embargo la bici no se inmuta y después compruebo que no se ha aflojado ni un tornillo. Finalmente consigo subir al pódium en tercera posición junto a Diez Arriola, experto también en enduro, y Julen Zubero, vencedor de etapa en Titan Desert y Madrid-Lisboa. El problema era que había varios repechos cortos en mitad de la bajada que mis rivales los subían esprintando, y a mí ya se me subían las bolas...

 Contento con el podium, pero más emocionado aun por las sensaciones que me ha ofrecido la Rose ThrillHill en una prueba tan extrema y emocionante.

http://www.rosebikes.es/ 

Otras noticias de rosebikes

También te puede interesar