BIKEZONATV Precisión máxima con su dispositivo de seguridad “rojo”

Zéfal Z Shock una bomba para suspensiones muy especial

Zéfal Z Shock una bomba para suspensiones muy especial

Al igual que todos tenemos una bomba de inflado para mantener las presiones adecuadas de nuestros neumáticos, es imprescindible contar también con una bomba especial para nuestras suspensiones. La mayoría de los amortiguadores de hoy en día son de aire y por tanto necesitan de un inflador específico para darle la presión adecuada (SAG), según el peso del biker, la tipología de la suspensión, el tipo de recorrido que vayamos a hacer e incluso el gusto de cada uno.

Este tipo de suspensiones de aire las vamos a encontrar, tanto en horquillas como en amortiguadores, y necesitan estar siempre con la presión ideal si queremos que su rendimiento sea el correcto y si no queremos pasar por el taller. Un buen mantenimiento de una suspensión pasa primero por mantener la presión adecuada.   

 

Para ello debemos contar con bombas de inflado específicas para suspensiones. Aunque veamos que las suspensiones cuentan con la válvula (Schrader) estándar, no vale la bomba de inflado de neumáticos,  ya que se necesita lanzar el aire a presiones muy altas, lo que resulta imposible con una bomba de inflar convencional. ¡No lo hagáis!.

Además de necesitar presiones muy altas, también vamos insuflar muy poquito aire y debemos hacerlo con mucha precisión, por lo que también se necesita contar con un manómetro mucho más preciso

La bomba especialmente concebida para horquilla y amortiguador, es la que os presentamos en esta ocasión,  la Z Shock de Zéfal que combina facilidad de uso, confort de inflado y precisión. 

Los puntos fuertes 

  1. Rendimiento y precisión: La conexión en dos pasos garantiza un inflado preciso sin riesgo de fugas de aire.
  2. Construcción en aluminio: El aluminio nos aporta duración, ligereza y alta resistencia a la corrosión.
  3. Manómetro y regulador de presión integrados: Inflado preciso, fácil de leer y de ajustar.
  4. Confort: Agarres ergonómicos para más comodidad.
  5. Universal: Sistema compatible con todo tipo de horquillas de suspesión y amortiguadores. 

Como funciona 

A diferencia de la mayoría de los infladores para suspensiones, el Z Shock cuenta con un dispositivo de seguridad que se encuentra en la parte trasera de la boquilla de ajuste a la válvula y es de color “rojo”, que nos garantiza que la presión que marca el manómetro va a permanecer en la suspensión cuando retiremos la boquilla del inflador de la válvula.

La mayoría de los infladores de presión nos pueden dar una lectura que, al retirarlos de la suspensión, no corresponde con la realidad porque el aire que queda en la manguera puede distorsionar los datos en el manómetro. Con el Z Shock esto ya no puede ocurrir y os explicamos su manejo en unos sencillos pasos: 

  1. Asegúrate de que el dispositivo de seguridad “rojo” esté completamente desenroscado hasta su tope.
  2. Enrosca la boquilla del inflador sobre la válvula de tu suspensión.
  3. Ahora enrosca el dispositivo de seguridad “rojo”.
  4. Infla la suspensión hasta alcanzar la presión deseada.
  5. Ahora vuelve a  desenroscar el dispositivo de seguridad “rojo”.
  6. Presiona el botón de purga para vaciar el aire contenido de la manguera.
  7. Ya puedes desenroscar la boquilla de la válvula. 

Especificaciones y precio 

  • Color: Negro y plata
  • Presión máxima: 25 bar / 360 psi
  • Puño: Aluminio
  • Cuerpo: Aluminio
  • Diámetro del manómetro: Ø 40 mm / 1.6’’
  • Longitud: 270mm / 10,6”
  • Peso: 235 g
  • PVP: 49,95 € 

Para más información: Zéfal Z Shock 

Distribuido por: COMET

Otras noticias de ZEFAL

También te puede interesar