Cerrar

Nuestra web utiliza cookies para mejorar la navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Es una práctica habitual y segura. Entendemos que si navegas por nuestra web, aceptas su uso. Más información »   

CARRETERA Persiste el peligro para los ciclistas

El desamparo de los ciclistas en un accidente

El desamparo de los ciclistas en un accidente

Hermida y sus portabicicletas Cruz

Soluciones de transporte para tu bicicleta

Persiste el peligro para los ciclistas en las carreteras, y tampoco decrece. Según la Dirección General de Tráfico (DGT), un total de 40 ciclistas fallecieron en 2019 en las carreteras y calles españolas víctimas de accidentes de tráfico, cuatro más que durante el año anterior. Es importante resaltar además que, el 7,5% de los accidentes en España tiene un ciclista involucrado. 

En los últimos años, cada vez son más las personas que en todo el mundo optan por usar la bicicleta como medio de transporte urbano. Sin embargo, muchos se abstienen de hacerlo por el peligro que muchas veces implica moverse con este medio de transporte. 

Los ciclistas son, junto a los peatones, los usuarios más vulnerables a sufrir accidentes graves en carretera.La mayoría de las víctimas mortales tienen lugar en las vías interurbanas, donde los ciclistas están más expuestos y la velocidad de los vehículos que los rodean es mayor. No obstante, para entender el aumento de los incidentes con ciclistas y poder desarrollar medidas preventivas, hay que saber que existen otras muchas causas que provocan este tipo de accidentes. 

Causas comunes en accidentes con ciclistas 

Provocados por los conductores de otros vehículos 

Adelantamiento: Una gran parte de los accidentes con ciclistas se produce en las maniobras en las que otros vehículos tratan de adelantar al ciclista en cuestión. La normativa establece la obligación de mantener una distancia de metro y medio para mantener la seguridad. El problema viene cuando los conductores no la respetan. 

Conducir distraído: cualquier distracción al volante puede provocar consecuencias irreparables. Muchos accidentes con ciclistas han sido provocados por una mera distracción del otro conductor, como por ejemplo cuando estos utilizan el móvil bien sea para llamar o mandar un mensaje, algo que esta totalmente prohibido al volante. 

No poner el intermitente o no ceder el paso: muchas veces, ya sea por un despiste o porque directamente no hacen un buen uso de los intermitentes, a la hora de girar, los conductores de otros vehículos pueden invadir el espacio del ciclista. Lo mismo ocurre a la hora de ceder el paso, pues hay ocasiones en las que, ya sea por falta de conocimiento o simplemente porque el conductor no respeta a los ciclistas, se producen accidentes por este motivo. 

Conducir en estado de ebriedad: desgraciadamente, sigue siendo una de las causas principales que provocan todo tipo de accidentes de tráfico. Esto puede tener resultados desastrosos para los ciclistas. 

Conducir en sentido contrario: cuando un automovilista conduce por el camino equivocado, todos los que se encuentran en el camino de ese conductor están en riesgo, incluidos los ciclistas. 

Superar los límites de velocidad: es importante respetar siempre los límites de velocidad obligatorios para evitar este y otros tipos de accidentes. 

Provocados por los ciclistas 

No llevar casco:  según el balance de siniestralidad recogido por la DGT, se sabe que, de estos 40 ciclistas fallecidos en 2019, 16 de ellos no llevaban casco, otra causa que no se debe pasar por alto. 

Inexperiencia vial: los ciclistas también deben contar con los conocimientos necesarios para circular por cualquier tipo de vía, y sobre todo si van a compartir vía con otros vehículos. 

Malas prácticas de señalización: al igual que otros conductores, los ciclistas también deben respetar las normas de señalización básicas que deben seguir para evitar accidentes. 

Conducir ebrio o distraído: muchas veces son los propios ciclistas quienes andan distraídos o incluso se suben a la bici aún estando ebrios. Algo que no se debe hacer nunca para asegurar su vida y la de otras personas. 

Consejos de la DGT para ciclistas 

  • Circular con responsabilidad y respeto hacia el resto de los usuarios de la carretera y sin haber consumido alcohol ni drogas.
  • En carretera es obligatorio el uso del casco para todos, y en ciudad, para los menores de 16 años.
  • No utilizar auriculares para poder estar al tanto de todo lo que ocurra alrededor.
  • Hacerse ver en situaciones de escasa visibilidad.
  • Para grupos: nunca circular apelotonados, siempre en fila de 2 como máximo, y en carreteras sin arcén, intentar ir en fila de 1.
  • Para grupos: se podrán acompañar por un vehículo debidamente señalizado y pegado a la derecha.
  • En carretera circular por el arcén, y en su defecto, pegados a la derecha.
  • En ciudad utilizar los carriles bici y, en su defecto, circular por el carril de la derecha de la calzada. 

Indefensión Jurídica 

Uno de los problemas que padecen los ciclistas que han sufrido un accidente de tráfico y que muchos colectivos han reivindicado siempre es contar con la fundamental atención y defensa ante los conductores. La indefensión en los procesos jurídicos posteriores al accidente es evitable si se acude a despachos especializados en la reclamación de los accidentes. 

En Confía Accidentes, empresa con una dilatada experiencia en este tipo de procesos, tienen claro que es crucial acudir a alguien que se ocupe de la dicha gestión. “Lo ideal es que cuenten con el apoyo de abogados y médicos especialistas en accidentes de tráfico, con una dilatada experiencia y altamente cualificados para ayudar a conseguir la indemnización a los lesionados – señala un portavoz de Confía Accidentes” – “Nosotros solo nos dedicamos a estos casos, lo que nos permite garantizar a nuestros clientes un asesoramiento de calidad”.

También te puede interesar