URBAN Se suma al acuerdo por una Formación de calidad

LA RFEC siempre apoyando la Seguridad Vial

LA RFEC siempre apoyando la Seguridad Vial

La RFEC se suma al acuerdo por una formación vial de calidad impulsado por el espacio Seguridad Vial 2021-2030 con el objetivo de facilitar el cumplimiento de los objetivos en seguridad vial planteados para el nuevo decenio.

 La Real Federación Española de Ciclismo mantiene como uno de sus principales compromisos la mejora de la seguridad vial en nuestro país. Por ello, hemos decidido sumarnos al acuerdo por una Formación vial de calidad que propone el espacio Seguridad Vial 2021-2030.

Seguridad Vial 2021-2030 es un espacio de reflexión impulsado por FESVIAL, AESLEME y Fundación Mapfre con el objetivo de promover acuerdos sobre todas aquellas temáticas que, por su contexto, puedan facilitar el cumplimiento de los objetivos en seguridad vial planteados para el nuevo decenio 2021-2030.

Uno de las principales acciones que ha llevado a cabo este espacio desde su reciente creación ha sido el acuerdo por una Formación vial de calidad, ya que dentro de este Decenio 2021-2030, la Educación y la Formación en materia de Movilidad y Seguridad Vial, tienen que jugar un papel determinante para ayudar a conseguir los objetivos marcados. Este acuerdo por la formación vial y la educación, al que se suma la RFEC, defiende los siguientes aspectos:

1- La formación vial debe estar presentes a lo largo del ciclo vital de las personas en todos sus ámbitos y en todos sus modos de movilidad, ya que las necesidades de movilidad y los riesgos viales varían a lo largo de la vida del ser humano.

2- Dejar atrás los modelos formativos basados exclusivamente en el conocimiento de la norma y trabajar más en aquellos que explican el porqué de las normas, los riesgos viales o la percepción y la toma de decisiones seguras. Diferentes investigaciones científicas afirman que en la siniestralidad vial intervienen más las actitudes, la propia percepción del riesgo que tiene el individuo sobre la conducción y los valores sociales como tolerancia, respeto, solidaridad, que el desconocimiento de las normas, y todo ello a su vez, muy ligado a los aspectos psicológicos de la persona.

3- Apoyarse en contenidos de concienciación y sensibilización vial como comportamientos prosociales, sostenibles y eficientes, actitudes viales seguras, saludables y positivas, dimensiones determinantes de la movilidad futura en las vías públicas.

4- Incluir, después de las pruebas de control de conocimiento y previos a la formación práctica, unos módulos (contenidos) específicos de concienciación y sensibilización vial, obligatorios y presenciales, para los aspirantes a la obtención de los distintos permisos de conducir. El carácter presencial de este tipo de módulos está recomendado por diferentes estudios e investigaciones, como el “Study on driver training, testing and medical fitness (2017)”, desarrollado para implementar la Directiva 2006/126/CU y se aplica en aproximadamente el 80% de los países de Europa. Es la estrategia más eficaz para trabajar de manera sensibilizadora y actitudinal las habilidades superiores, la percepción o la detección de riesgos en la conducción.

Podéis encontrar más información sobre el espacio Seguridad Vial 2021-2030 y sobre el acuerdo por una Formación vial de Calidad en el siguiente enlace.

 

También te puede interesar