Close

Nuestra web utiliza cookies para mejorar la navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Es una práctica habitual y segura. Entendemos que si navegas por nuestra web, aceptas su uso. Más información »   

Noticia Publicada: martes, 09 de julio de 2019 en la sección de Carretera
  • Compartir en facebook
  • Compartir en twitter
  • Compartir en googleplus
  • Compartir por email

CARRETERA DESCUBRE LAS SIETE RAZONES

Por qué hacer un viaje ciclista a Flandes

Por qué hacer un viaje ciclista a Flandes

Noticia actualizada el martes, 20 de junio de 2017

Son muchas las razones para visitar Flandes sobre tu bicicleta, aquí te ofrecemos algunas de ellas:

1. Vivir en directo las Clásicas de Primavera

Omloop Het Nieuwsblad es el comienzo de las Clásicas de Primavera. Después llegan varias semanas de deporte ciclista con carreras únicas tales como E3 Prijs y Gent-Wevelgem. Todo ello culmina tradicionalmente en el Tour de Flandes. No se trata de una mera competición ciclista: es parte de la cultura e historia de Flandes.

2. Participa en las pruebas cicloturistas

Participa en una ciclodeportiva, una vuelta ciclista organizada sobre distintas distancias. La mayoría de las clásicas de primavera organizan una vuelta amateur en su propio recorrido: te sentirás parte del pelotón. Además de estas ciclodeportivas clásicas, existen numerosas alternativas originales tales como The Golden Flandrien o una carrera retro como la Kessel Open. 

3. Revive la historia

En Flandes Oriental y Flandes Occidental encontrarás estatuas, monumentos y letreros en honor a sus míticos ciclistas. Si quieres profundizar tus conocimientos, visita uno de los grandes museos del ciclismo. WieMu ofrece una excelente instrucción. Puedes ampliar información sobre el museo aquí. Centrum Ronde van Vlaanderen es también una excelente alternativa si quieres saberlo todo sobre el Tour de Flandes.

4. Conoce de primera mano las cuestas y adoquines

Los míticos adoquines es algo que un amante del ciclismo no puede dejar de conocer y sufrir en Flandes. Estas son las cuatro ‘K’ del patrimonio Flandrien: el legendario Koppenberg, el interminable Kwaremont, el mítico Kapelmuur y el feroz Kemmelberg. ¿Te atreves?

5. Prueba las cervezas con nombre de ciclista

Para apagar tu sed que mejor que una de las numerosas cervezas con nombre ciclista tal como Kwaremont, Giesbaargs Muurken y Koerseklakske (que significa ‘gorra ciclista’). Las encontrarás en los típicos bares ciclistas. Un consejo: La victoria de Eric Vanderaerden en el Tour de Flandes de 1985 siempre dará lugar a largas conversaciones. Por eso, conquista primero los adoquines y mata la sed después.

6. La más reciente tecnología

La antigua tradición ciclista se combina con una artesanía innovadora. La mejor prueba de ello: las ultramodernas bicis de carrera como Ridley y Eddy Merckx. Las encontrarás en tiendas de bicicletas tales como Velodome. Si buscas algo diferente, echa un vistazo al diseño de los marcos de acero superligeros de Jaegher o Blanco bike luxury.

7. Ciclismo también en invierno

Cuando llegue el frío y la nieve el ciclismo no para en Flandes tienes pruebas tanto en pista como en ciclocross. En noviembre, se celebran los míticos Seis Días de Gante: una carrera espectacular en un velódromo con un ambiente increíble. Hasta puedes encontrarte con estrellas del tamaño de Sir Bradley Wiggins y Mark Cavendish. En el exterior el ciclocross tiene pruebas cada fin de semana. Se organizan en un campo o bosque embarrado, arenoso o helado con los mejores corredores del mundo.

foto: (c) Steven Ledoux

Más info pinchando aquí 


Geolocalización:


Comentar la noticia