Josema Fuente se ha lanzado a la carretera para probar la preciosa CONOR WRC TSR-3, una bicicleta de carretera a la que ya le tenía muchas ganas.
 
Su chasis es ligero y solido gracias al cuadro de carbono con cableado interno. Es una bicicleta que si bien tira hacia un perfil aerodinámico, no deja de ser cómoda y tiene tintes escaladores. Su tubo de dirección es asimétrico, importante a la hora de bajar un puerto a gran velocidad y enlazar curva tras otra.
 
En Conor han querido hacer una bicicleta con un perfil aero pero manteniendo su premisa habitual: una relación calidad-precio muy competitiva. Lleva el grupo electrónico SHIMANO ULTEGRA DI2 para un cambio de marchas más óptimo y eficaz. Las ruedas son unas MAVIC KSYRIUM PRO SL con cubiertas VITTORIA Rubino Pro en 700x25, una elección perfecta por su anchura, agarre y comportamiento al frenar.
 
Llama la atención la gran tija de carbono semi integrada mientras que el manillar y la potencia corren de la mano de Ritchey y el sillín elegido es un SELLE ITALIA SLS.
Otras noticias de conor
También te puede interesar
También te puede interesar