Cerrar

Nuestra web utiliza cookies para mejorar la navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Es una práctica habitual y segura. Entendemos que si navegas por nuestra web, aceptas su uso. Más información »   

MTB Deportistas frente al Coronavirus

Así pasa la cuarentena la corredora del BZ Team Mónica Carrascosa

Así pasa la cuarentena la corredora del BZ Team Mónica Carrascosa

Mónica Carrascosa lleva en solitario el confinamiento al que nos hemos visto sometidos estas duras semanas por la crisis del Coronavirus. La corredora del BZ Team responde a nuestras preguntas para explicarnos cómo vive estos días y cómo cree que puede afectar al mundo del ciclismo.

Como deportista... ¿cómo llevas estos días de cuarentana y falta de libertad?

Los días de cuarentena y falta de libertad los llevo bien. No tengo mucha necesidad de salir ni tengo sensación de agobio por el hecho de no poder hacerlo. Me preocupa más cómo estamos a nivel social, la propia enfermedad…. Me preocupa el impacto que va a tener en el entorno, en el pequeño negocio y en la economía. Eso es lo que de verdad me preocupa, porque yo soy  una persona que me entretengo dando vueltas a una silla o leyendo un libro. No tengo problema con eso, incluso agradezco tener tiempo para mí ya que, por mi trabajo y mi forma de vida, con tantos viajes, nunca lo tengo. Tener tiempo para dedicarme a mí misma es un regalo, un descubrimiento para mí, y es un placer poder disfrutarlo.

¿Qué entrenamiento estás realizando y cuánto tiempo le dedicas en estos días de confinamiento?

Con respecto a mi entrenamiento, físicamente necesito estar siempre activa porque soy hiperdinámica, y necesito activarme desde primera hora de la mañana. Una de los objetivos que me he marcado es seguir con mis horarios habituales, por lo que entre las siete y las siete y media me levanto y hago alguna activación con algún tipo de actividad. Lo que no estoy haciendo son entrenamientos específicos, ya que es muy complicado en una casa, pero todos los días durante toda mañana hasta la hora de comer estoy realizando actividad física. Antes me llamaban loca porque en mi casa desmantelé el salón quitando todos los sofás y las mesas para montarme un gimnasio, y ahora me siento muy afortunada porque lo que antes me resultaba cómodo para optimizar mi tiempo ahora es un paraíso que mucha gente se rifaría. Todo tiene varias lecturas. Esa es una cosa que estamos aprendiendo: el valor de las cosas que antes no apreciábamos.

¿A qué carrera le tienes más ganas una vez pase todo esto? ¿Cuál te ha dado más pena que se haya cancelado?

En cuanto a las carreras, más que querer ir a competir, lo que me apetece es darle un superabrazo a todo el mundo, a la gente a la que comparto carreras. Le tengo más ganas a la vida social deportiva que a lo que es la competición en sí. Lo que también tengo claro es que me apetece monte, barro, aventura… Quiero reír y disfrutar. ¡Va a ser tan bonito! Sí tengo algunas carreras en mente: este año he tenido mucha ilusión por hacer la Vuelta a Ibiza y volver a ver a Marieta. También me apetece mucho competir por parejas y compartir experiencias. Creo que le voy a dar un valor añadido a la calidad de cada carrera más que al deporte en sí. Creo que esto también viene con la edad y la sensatez. Quitando el ciclocross, que es mi pasión y que lo espero como agua de mayo, realmente cuando se reactive la época, priorizaré las competiciones en las que estén las personas a las que quiero de verdad. 

¿Crees que el mundo del ciclismo se verá muy afectado por la crisis del Coronavirus?

Creo que el mundo deportivo va a sufrir muchos cambios. Esto será un tremendo punto de inflexión para las becas y los patrocinios. Espero que los medios se posicionen para poder ayudar a que los deportistas, tanto hombres como mujeres, tengamos el mismo posicionamiento en las redes sociales, ya que va a ser un momento crítico. En el tema del ciclismo, creo que cuando la UCI abra las compuertas, será primero para los profesionales y de forma paulatina y progresiva espero que nos vayan dando cancha al resto de los mortales. Las marchas multitudinarias seguramente seguirán suspendidas y todo esto va a hacer que los dorsales vuelen cuando salgan a la venta. Espero que todo ocurra con sensatez y cordura, y que la gente no profesional no nos obsesionemos con las carreras. Todo sufrirá un cambio tremendo en la vida y en el deporte.

¿Puedes recomendar una película y una serie para pasar estos días?

Más que una película o serie, recomiendo a la gente que se paute: a qué hora te levantas, cuánto tiempo vas a dedicarle al deporte, etc. Y sobre todo que no se obsesionen con nada. Si hoy te apetece correr, corres. Si mañana te apetece saltar, saltas. Hay muchísimos tutoriales y ejercicios que podemos hacer desde casa con una tablet o teléfono. Es importante proponerse pequeños retos como ordenar la casa, cocinar, ver la tele, leer, hablar con la familia y con los amigos… No apuesto porque la gente esté leyendo o delante de una pantalla todo el tiempo, sino que hay que asomarse a la ventana y socializar. Yo he descubierto las redes sociales en grupo. Me las han enseñado amigas más jovencitas que tengo para hacer multillamadas y videollamadas, y ha sido una experiencia espectacular. Hay tiempo para todo, tanto para la cultura como para el deporte, para llenar tu espacio con cosas que te enriquezcan. Aquí, cada loco con su tema.

¿Quieres dar algún mensaje de ánimo a todos los seguidores y seguidoras de BikeZona?

Mi mensaje es algo que yo he aprendido en estos días y que es a quererte más a ti misma, a valorar las cosas y a las personas que de verdad valen, a darte cuenta de que las pequeñas cosas cotidianas del día a día son superimportantes, y las estábamos dejando de lado. Yo siempre he sido muy besucona, cariñosa y mimosa pero cuando salga de aquí, pienso hacerlo de manera exponencial, aunque con cautela y respeto a la enfermedad. Espero también que la gente cambie esos hábitos de compra y de conducta tan en aumento, que nos acordemos de los locales cercanos, de los tenderos, de las personas que nos explican en la tienda y nos dan un valor añadido y que hemos desestimado por ahorrar un euro.

Espero que valoremos la profesionalidad y la experiencia de nuestro entorno. Que cuidemos más nuestro mundo, que cada día reciclemos más, que valoremos lo grande que es cualquier oficio y trabajo. Nos estamos dando cuenta de que las tonterías pasan a segundo plano y las cosas importantes han tomado un valor real. Espero que esta conciencia social se mantenga en el tiempo. Yo lo tengo claro: a partir de ahora voy a cuidar mucho más a las personas a las que quiero, valorando muchísimo más cada segundo que les damos. Desde aquí, mucho ánimo y espero que nos vemos pronto. Ojalá nos miremos a la cara, nos abracemos, nos besemos y valoremos las cosas
de verdad.

El BikeZona Team frente al Coronavirus, entrevistamos a Joseba León

También te puede interesar