Cerrar

Nuestra web utiliza cookies para mejorar la navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Es una práctica habitual y segura. Entendemos que si navegas por nuestra web, aceptas su uso. Más información »   

CICLOCROSS La crónica desde dentro

Campeonato de España CX. Críticas y curiosidades no contadas en los medios oficiales

Campeonato de España CX. Críticas y curiosidades no contadas en los medios oficiales

Cerca de 1.000 participantes entre todas las categorías y otro millar aproximado de asistentes entre técnicos, responsables y otros acompañantes que viajaron hasta los confines de Galicia. Una fiesta deportiva que sirvió para animar la preciosa ciudad de Pontevedra en unas fechas en las que sus calles resultan estar un poco vacías. 

Un circuito elaborado con criterio a base de líneas suaves y trazadas con inercia. Sin curvas absurdas ni frenadas bruscas, los ciclistas disfrutaron de una conducción divertida y un ritmo llevadero. Sin embargo, para tratarse de un Campeonato Nacional apenas hubo grandes dificultades ni físicas ni técnicas. Acostumbrados a certámenes recientes con circuitos mucho mas complicados (Legazpia 2018, Torrelavega 2016, Gijon 2015), tal vez le faltó alguna sección épica con mas “chicha”. Curiosamente, un sol radiante condensó la humedad y dejó el suelo reblandecido con un barro tipo plastilina. Una plastilina marrón muy limpia que ni salpica ni resbala. Por eso los mas expertos montaron tubulares lisos y bien hinchados para evitar el famoso efecto “loctite” del barro gallego. Un escenario ideal para los participantes, pero no tanto para los espectadores. Un recorrido muy estirado imposible de abarcar con la vista, y un campo de futbol en plena actividad que interrumpía en mitad del circuito. Por momentos uno no sabía si los pitidos y griteríos provenían de los goles futbolísticos o de la cabeza de carrera. 

Una organización correcta que ha mejorado mucho desde el año pasado, y que tan solo necesitan corregir pequeños detalles para solicitar la Copa del Mundo. Como por ejemplo una zona de paddok más ordenada y lógica. Algunas selecciones autonómicas se apiñaron junto a la meta en un caos de carpas improvisadas y furgonetas torcidas. Mientras que los clásicos ciclocrosistas tenían que dispersarse por un parking un tanto confuso y a riesgo de ser multados por la policía municipal. Los espectadores quieren ver de cerca a los míticos de este deporte, sus bicis, sus trucos y sus preparativos de última hora. Y no a jovencitos nerviosos que han sido seleccionados para correr con la ropa prestada.

Lo que si se puede criticar abiertamente son los absurdos derechos de imagen que adquiere la Federación, impidiendo hacer su trabajo a “Senderos Rojos”, un trabajo espontáneo que en ocasiones es incluso gratuito, una labor inmensamente agradecida por los aficionados a este deporte, pero despreciada por algunos organizadores. Galicia esta muy lejos, muchos espectadores no han podido viajar y se han quedado sin verlo. Hoy en día es muy fácil retrasmitir en directo por Internet, y hemos podido disfrutar de los Campeonatos Nacionales de muchos países. Todos menos España. 

Las carreras se desarrollaron sin contratiempos ni quejas salvo la segunda manga de los Master 40. Los Jueces fueron demasiado precavidos con el tema de los doblados y llevaron la regla del 80% al extremo. Eso, unido a la superioridad del bicampeón de Europa, Agustín Navarro, hizo que muchos veteranos no pudieran terminar su carrera con dignidad. Un error que los jueces supieron corregir en el resto de mangas con unos márgenes mucho mas holgados. Por cierto, unos jueces que por fin sonríen y se interesan por los ciclistas. Parece que cada vez son más humanos y están dejando atrás la imagen de colegiados serios y antipáticos. Aun así, fue inevitable evitar que en la categoría Elite masculina, la más rápida y larga, tan solo pudieran finalizar en vuelta 21 corredores.

Destacar la participación entre todas las categorías femeninas fue de 140 mujeres. Una cifra aún un pelín justa como para poder hacer carreras independientes por categoría y que quede vistoso. Las cadetes dieron 3 vueltas junto a las masters, y al día siguiente las junior 5 vueltas junto a las elites. Hablamos de chicas que se juegan becas deportivas y ayudas económicas de sus patrocinadores, y no es justo que se mezclen en una misma manga después de haber sido separadas en la línea de salida. Sin embargo si que hubo tiempo de incluir dos mangas fuera del programa del Campeonato. Una de niños sin edad aún de competir, y otra de personas con discapacidad. Una acertada apuesta por la integración, en la que los políticos y representantes institucionales se esfuerzan siempre por salir guapos en la foto de salida. 

Las victorias de las principales mangas han sido las previstas y hasta un tanto aburridas, porque los grandes favoritos sentenciaron sus respectivas carreras con claras victorias. Sin embargo, del 2º puesto para atrás han sido carreras muy disputadas y tremendamente emocionantes. Un circuito fácil y rápido provoca carreras emocionantes e inesperadas para los espectadores.

Paradójicamente, cuanta menos dificultad, más riesgo toman los ciclistas causando muchas averías y caídas. Felipe Orts y Lucia González salen en las portadas de todas las crónicas, así que no repetiremos otra vez los mismos titulares. Sin embargo, si sientes curiosidad por los principales protagonistas del campeonato, no te pierdas la crónica escrita desde dentro de la carrera, y con las impresiones de los propios corredores del BikeZona Team pinchando ^^aquí^^.

Por: Joseba Léon , corredor del BZ Team - foto: rfec.com 


Campeonato España Ciclocross Pontevedra 2020
Más info. de este evento

 Campeonato España Ciclocross Pontevedra 2020

Se celebra del 11/01/2020 al 12/01/2020

Geolocalización de la noticia

También te puede interesar

Más noticias del evento Campeonato España Ciclocross Pontevedra 2020