MATERIAL La zapatilla exclusiva para cada ciclista

Zapatillas LUCK: La Evolución

Zapatillas LUCK: La Evolución

El homo sapiens lleva 30.000 años de evolución y es una máquina perfecta para caminar o correr, pero no para montar en bici. Todo lo que para caminar es una ventaja, a la hora de montar en bici, supone un inconveniente. 

La pronación o supinación origina una pérdida de potencia al pedalear y colapsa contra el pedal. La tibia rota internamente. La rodilla se mueve de forma repetitiva, restando potencia y causando lesiones por esa reiteración del movimiento.

Los pies tienen un arco longitudinal. Ese arco presenta igualmente un diseño perfecto para caminar y correr porque funciona como un muelle, almacenando y devolviendo energía cada vez que damos un paso. Sin embargo, en la bicicleta, su diseño actúa como un bumerán. El pie se hunde sobre la pedalada, pero la energía es devuelta en un momento inoportuno, en el retroceso, cuando no ayuda a impulsar el pedal.

Las zapatillas de ciclismo de serie son muy estrechas para la mayoría de ciclistas, y eso provoca  una falta de movilidad, presión en varios puntos de los pies. Esto, unido a las suelas rígidas, necesarias para la práctica del ciclismo, provoca entumecimiento, falta de circulación y dolor en los pies.

Por consiguiente, el calzado de ciclismo tiene que fabricarse de forma muy diferente al de caminar o correr. Y en exclusiva para cada ciclista.  

El hombre no sabe volar pero, en 1906, se inventó el primer avión. 

No somos la especie más rápida del planeta pero, en 1817, se inventó la primera bicicleta de madera, que no tenía pedales y, en 1839,  la primera bici con pedales y dos ruedas. 

Desde entonces, el problema ha sido cómo transmitir la potencia a los pedales, cuando la evolución no nos ha dotado de esa capacidad. En 1984 se inventaron los primeros pedales automáticos, uno de los grandes avances aportados a la bicicleta, pero se sigue teniendo el problema de la transmisión de potencia, debido a las grandes diferencias que existen entre las personas e incluso en cada pie de una misma persona. 

 

Por eso no se puede fabricar una zapatilla estándar para satisfacer todas las necesidades.

En 2010 LUCK sacó a la venta las primeras zapatillas del mundo fabricadas a la medida de cada ciclista y de cada pie. Ese fue el último gran invento y definitivo para hacer que se adapte a la bicicleta como si fuese parte de ella, lo que permite ser más eficiente en el pedaleo, evitar lesiones y ganar en velocidad. 

LUCK es la única fábrica de zapatillas de ciclismo en el mundo que produce zapatillas a la medida de cada ciclista y de cada pie. Se pueden fabricar hormas especiales con la forma específica de cada pie, alzas para corregir dismetrías, entresuelas de carbono con la corrección necesaria en pronación o supinación, plantillas ortopédicas confeccionadas a la medida de sus pies, para pies planos, cavos, juanetes, dedos en garra, etc. Sus zapatillas se diseñan y fabrican con los últimos avances a nivel mundial en cuanto a tecnología de los materiales y sistemas informáticos que reproducen la forma exacta de sus pies. 

Todas nuestras zapatillas se fabrican en España y a mano.

No es que algunas marcas de zapatillas de ciclismo no sepan que es necesario fabricarlas a medida sino que, simplemente, no cuenta con la tecnología ni la capacidad necesarias.

Todas las zapatillas de ciclismo se fabrican en China o países de bajo coste con producciones en serie, en la que el producto fabricado de forma artesanal y exclusivo no existe.  

 

 

 

Otras noticias de luck

También te puede interesar