Cerrar

Nuestra web utiliza cookies para mejorar la navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Es una práctica habitual y segura. Entendemos que si navegas por nuestra web, aceptas su uso. Más información »   

MATERIAL Trucos de pilotaje para que tu batería dure más

Consejos para hacer más kilómetros con tu e-Bike

Consejos para hacer más kilómetros con tu e-Bike

Con la llegada de las e-Bikes se nos abre un abanico increíble de posibilidades para practicar nuestro deporte favorito o simplemente para desplazarnos de una forma más ecológica y saludable. En la parte más deportiva podemos lograr metas que antes nos resultaban inalcanzables, como por ejemplo con las e-MTB, acometer subidas por senderos trialeros y rotos, con desniveles de locura. O también, con las e-Road poder volver a ir con la grupeta, ahora que tus condiciones físicas ya no están al nivel de tus compañeros de ruta. Y por supuesto, con las e-Urban llegar a la oficina, sin chorrear de sudor, y sin perder el tiempo en atascos y aparcamientos.

Pero como os podéis suponer, las e-Bikes requieren de una forma de pilotaje diferente a las bicicletas musculares, y saber cómo realizar esa conducción optimizando su ayuda electrónica es fundamental, si queremos terminar las rutas con algo de batería. Tus piernas ahora se van a complementar con un motor eléctrico que se alimenta de una batería y que forman parte de la propulsión global. Así que, aparte del cuidado por la condición física de uno mismo, ahora tenemos que mantener y cuidar también la electrónica. Por ello os vamos a dar una serie indicaciones para que podáis sacar el máximo rendimiento a vuestras e-Bikes.

Preparación previa

1. Peso total (ciclista + bicicleta + accesorios)

Cuanto menor sea el peso de la bicicleta junto con el ciclista y sus accesorios, menor será el esfuerzo que se le pide al motor y por tanto tendrá que entregar menos potencia, lo que hace que sea menor el consumo de la batería. Aquí ya depende de dos factores: pedir menos peso a nuestra e-Bike, normalmente supone un incremento de su precio, y pedirnos menos peso a nosotros mismos supone, si lo necesitas, comer menos y mejor, además de hacer un poco más de ejercicio.

2. Presión de los neumáticos 

Es evidente que la resistencia a la rodadura se puede minimizar con una correcta presión de los neumáticos. Siempre comprueba, antes de salir con tu bici, que la presión es la adecuada. Encontrarás un rango de presión de inflado en el lateral de tus neumáticos. A mayor presión menos resistencia, pero también menos agarre. Busquemos el equilibrio para cada terreno.

3. Temperatura ambiente

Un factor a tener muy en cuenta es la temperatura ambiente, cuando los termómetros señalan por debajo de los 10 grados centígrados, el rendimiento de la batería comienza a disminuir, debido a que con temperaturas bajas se produce un aumento de la “resistencia eléctrica”. A menor temperatura, menor rendimiento. En países fríos o en invierno, tener en cuenta este factor porque puede reducir la autonomía y el rendimiento del motor hasta en un 40%.

Las temperaturas por debajo de los -10 grados o por encima de los 55 grados son muy perjudiciales para las baterías y pueden dañarlas de forma permanente.

4. Planificación de la ruta 

Todos los fabricantes tienen la obligación de informar de los consumos medios de sus motores y por tanto también de las autonomías de sus baterías ligadas a ellos. Conociendo estos datos, y en función de la ruta que tengamos planificada, podemos establecer si podremos acabarla con la ayuda eléctrica o no.

Para conseguir terminar nuestras salidas sin acabar antes de tiempo con la ayuda electrónica, os damos vamos a dar una serie de consejos que os serán muy útiles una vez nos pongamos en marcha: 

Una vez puestos en marcha

1. Cadencia óptima

La cadencia es el número de vueltas completas que damos a los pedales en un periodo de tiempo concreto y se traduce en un índice denominado RPM (revoluciones por minuto). Un  estudio reciente nos indica que 50 rpm es la cadencia óptima para el funcionamiento de la mayoría de sistemas de pedaleo asistido.

Una cadencia baja consume mucha energía ya que se precisa de mayor ayuda al pedaleo. Utiliza los cambios para adecuar tu cadencia al terreno, de tal forma que mantengas un pedaleo a un ritmo constante.

2. Utiliza los cambios correctamente

Si utilizas los cambios correctamente, es decir, aplica una relación más corta (piñones más grandes) cuando salgas de parado o cuando vayas cuesta arriba, y baja de piñones cuando vayas adquiriendo inercia. De esta forma harás que el motor no necesite aplicar más potencia de la necesaria.

3. Aplica el nivel de potencia adecuado

La mayoría de las e-Bikes cuentan con diferentes niveles de potencia que podemos aplicar según nos convenga, gracias a una consola con display que nos indica en que nivel estamos y un botón/maneta para poder variarlo. Algunos incluso te muestran el efecto que tu estilo de conducción tiene en la autonomía de la batería, esto facilita en gran medida la óptima aplicación de la potencia en cada momento.

Es recomendable utilizar el nivel de potencia adecuado a cada circunstancia; Mayor potencia si el terreno es exigente o si queremos ir más rápidos, lo que hará que los consumos se disparen y baje nuestra autonomía. En terrenos más sencillos o bajando podemos incluso prescindir de la asistencia del motor, con lo que el consumo será 0.

En terreno favorable,  si ruedas con el viento a favor y te encuentras cómodo, intenta desconectar el motor y pedalear sin asistencia. Esto te ahorrará mucha batería.

4. Conducción a velocidad constante

Los acelerones y las frenadas de forma continuada, al igual que en un vehículo de combustión, son poco eficientes y consumen bastante energía. Debemos procurar que nuestro pilotaje pueda mantenerse a una velocidad más constante. Arrancar desde parado consume mucha energía. Lo ideal es salir de parado sin la ayuda del motor y una vez que la bici coge inercia, ya puedes aplicar el nivel de asistencia más bajo.

Aumenta la vida útil de tu batería

  1. Cárgala siempre al máximo de su capacidad, en un ambiente seco y a temperatura ambiente.
  2. Cuando hagas la limpieza y el mantenimiento, debes evitar que se encuentre conectada a cualquier componente electrónico. Retira la batería de la bicicleta cuando la limpies.
  3. Cuando vayas a usar la bicicleta en invierno a bajas temperaturas, guarda la batería en un lugar a salvo del frío extremo.
  4. Evita exponer la batería a temperaturas inferiores a -10 °C y superiores a + 60 °C.

Almacenaje

  1. Retirar siempre la batería de la bicicleta para almacenarla, sino vas a usar tu e-Bike por periodos largos.
  2. Importante, cuando la batería este entre el 30%  y el 50% de su capacidad total es el momento ideal para poderla almacenar.
  3. Guárdala en un lugar seco y fuera de la luz solar directa y que esté a temperatura constante entre 15 y 20 grados centígrados.

También te puede interesar