VÍDEO Limpia cadenas, casettes, rodamientos, etc, y los deja como nuevos.

Klein K200LI, ultrasonidos para una limpieza perfecta de los componentes de tu bicicleta

Klein K200LI, ultrasonidos para una limpieza perfecta de los componentes de tu bicicleta

La más avanzada tecnología, aunque parezca mentira, ya la tenemos incluso para procesos que creíamos sencillos, como la limpieza de nuestras bicicletas. Lo que nos sabíamos es que, aunque parezca que hemos dejado una bicicleta maqueada después de limpiarla a conciencia, aún hay piezas que por su diseño, hacen muy difícil acceder ciertas zonas de las mismas, y aunque no veamos la suciedad incrustada, os aseguramos que la hay, y además bien arraigada y que hace que algunos dispositivos no funcionen al cien por cien.

Sin embargo ya hay dispositivos en el mercado con la tecnología necesaria para poder desincrustar y eliminar del todo la suciedad en sitios a los que antes era imposible llegar. Un ejemplo de ello es el novedoso limpiador por ultrasonidos de Klein, el K200LI, con el que vamos a poder dejar como nuevos todos los componentes metálicos de nuestra bicicleta que tienen infinidad de piezas con difícil acceso.

El limpiador de ultrasonidos de Klein K200LI es un dispositivo que consta básicamente de una cubeta en la cual se introducen los componentes metálicos de la bicicleta que se caracterizan por tener una suciedad difícil de eliminar con métodos de limpieza más convencionales, o aquellos que queremos que queden perfectos para un posterior proceso de catalizado.

Este es un método que garantiza una limpieza más profunda y menos agresiva de cadenas, piñones, rodamientos, platos, etc…, con la seguridad de eliminar el más mínimo residuo de manera ecológica y eficiente, ya que solo se utiliza para este proceso, los ultrasonidos y el desengrasante especial para ultrasonidos de Klein, un producto biodegradable que no posee sustancias tóxicas para el medio ambiente. Este producto lo vamos a poder encontrar en bidones de 10 litros.

Si quieres ver el resultado final no te pierdas el vídeo 

 

¿Cómo funciona este limpiador de ultrasonidos?

El secreto del limpiador por ultrasonidos de Klein K200LI es un fenómeno denominado cavitación acústica, la cual se forma cuando ponemos en marcha este dispositivo, generando y expandiendo rápidamente ondas  que producen burbujas ultrasónicas a través del líquido. Así se crean una serie de cavidades en el líquido que crecen en bajas presiones, es decir una serie de burbujas en expansión, explotando y liberando energía que separa la suciedad de la superficie del material.

Muy fácil de usar

Paso 1. Lo primero es daros una recomendación, previamente a su utilización, debemos hacer una limpieza somera de todas las piezas que vayamos a tratar con este dispositivo. No introduzcáis,  por ejemplo, la típica cadena en la que no se ven ni los eslabones, con suciedad incrustada durante meses. No, porque el dispositivo no pueda con ella, sino para evitar un exceso de residuos que se van a desprender en la cubeta y que harán de su limpieza una tarea farragosa.

Paso 2. A partir de este momento llenaremos la cubeta que, tiene una capacidad máxima de 15 litros, con el  desengrasante especial para ultrasonidos de Klein, hasta un mínimo de 8 cm de altura, o hasta que cubra perfectamente todas las piezas que hayamos introducido para su limpieza. Siempre tener en cuenta que las piezas deben introducirse dentro de la bandeja especial que trae el dispositivo, y nunca directamente sobre la superficie de la cubeta.

Paso 3. Una vez que tengamos el líquido y las piezas dentro de la cubeta, ya podemos conectar a la corriente el dispositivo. Nunca antes. Damos al botón de encendido y ahora debemos elegir la temperatura. Para ello tenemos un dial de rosca y las diferentes temperaturas para elegir. En este momento ya podemos encender el dispositivo y esperar a que el led verde de la temeperatura se apague, momento en que ya se habremos alcanzado la temperatura seleccionada. Ahora giramos el dial del temporizador al tiempo indicado. En este momento es cuando comienza el proceso de ultrasonidos.

Deberéis seguir la indicaciones que aparecen en la etiqueta azul en la parte frontal del dispositivo, para las diferentes configuraciones en función de las piezas a limpiar:

-          De 10 a15 minutos y una temperatura de 30ºC/50ºC para: discos de freno, pastillas, pinzas, casette y platos.

-          De 15 a 20 minutos y una temperatura de 30ºC/50ºC para: cadenas, rodamientos, cambios, ruletas y mandos.

Paso 4. Cuando el temporizador de por finalizado el proceso, solo tenemos que apagar el Klein K200LI, extraemos la bandeja donde se encuentran depositadas las piezas y vaciamos el líquido desengrasante gracias al grifo de evacuado. Ahora debemos hacer una limpieza de los residuos que hayan quedado en la cubeta con un trapo húmedo y listo para usarse de nuevo.

Ya tenemos todos nuestros componentes perfectamente limpios y listos, bien para su catalizado y posterior engrasado, o simplemente su engrasado. 

Características:

Capacidad cubeta: 15 litros - Frecuencia ultrasónica: 40 KHz - Potencia ultrasonidos: 460 W - Potencia térmica: 400 W - Voltaje: 200-240 V / 50 Hz AC 

Más información: SieCycling - Tfno: 0034 980003404

Fabricado por: SIECYCLING

Otras noticias de Klein

También te puede interesar